text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Exponen artesanía de estudiantes

      
El arte, la tradición, las manualidades, y el deseo de una juventud ansiosa por expresar sus talentos, ideas y esperanzas invadieron el vestíbulo del Centro Universitario.<br><br>Esta festividad, coordinada y auspiciada por el Programa de Estudiantes Orientadores, reunió a más de treinta estudiantes universitarios artesanos de este campus universitario quienes tuvieron la oportunidad no sólo de exponer sus creaciones, sino también de venderlas. Mucha de la artesanía que desfiló por las mesas de los jóvenes artistas se centró en la joyería, los trabajos basados en materiales naturales como el cuero, la madera, el bambú y el papel reciclado, objetos creados con barro, textiles, en especial ropa de bebé, obras de pintura, dulces típicos y hasta los conocidos "remedios caseros" elaborados con plantas medicinales y diferentes hierbas.<br><br>Para los artesanos que participaron del evento esta fue una oportunidad valiosa de desarrollo para el arte joven y para el talento, muchas veces escondido, que tiene nuestra Universidad. <br><br>Para Ángeles Carrión Valdoni, quien se dedica a la joyería y cuyo esposo trabaja arte en acuarela y computadora, participó por primera vez en el festival. Para ella el festival "fue una experiencia muy buena, uno se mantiene en contacto con el público, escuchas críticas, aprendes a respetarlas, explicas los trabajos. Fue una experiencia diferente y me encantó. Ahora pienso ir a Fomento a hacer todos los trámites necesarios porque esto me gustó mucho". <br><br>Lourdes Arroyo, por su parte, lleva alrededor de seis años trabajando con piedras preciosas, "gems", metales y productos relacionados con la joyería. Para Arroyo, quien es estudiante de segundo año en Educación Comercial, "es la primera vez que participo en una feria de artesanía. La experiencia es buena porque te das a conocer y puedes vender tus cosas". "La artesanía es para mí una forma de expresarme, de llevar hacia adelante nuestras raíces, ya que se está perdiendo este tipo de cultura", añadió Arroyo. <br><br>Brian Hoffman, artesano desde hace cuatro años, ha tenido la oportunidad de trabajar con una amplia variedad de materiales, como higüeras, carteras, joyería confeccionadas con plumas y alambres y coral , entre otros. <br><br>Para Hoffman, estudiante de tercer año en Artes Plásticas, " el festival es una oportunidad bien chévere de llegar al público. Me encantó que la Universidad hiciera esto porque aquí hay gente con mucho talento, con mucho arte y no hay dónde exponerlo. Estas oportunidades hacen falta porque esto representa un sustento para muchos universitarios, un incentivo para que echen hacia delante". Aunque para muchos la artesanía es reproducir un objeto para la venta, para Brian "todo es arte. A cada pieza que yo trabajo le pongo el empeño artístico, por lo que la artesanía es otra forma de expresar el arte para mí".<br><br>A través de este tipo de eventos, el <b><a href=https://www.rrp.upr.edu/ class=blacklinks target=_black>Recinto de Río Piedras</a></b> reafirma no sólo su compromiso con el desarrollo académico y el servicio a nuestros estudiantes, sino su compromiso con la juventud, con el arte, con la tradición y con Puerto Rico. <br><br>Para más información sobre este festival, puede comunicarse con el profesor Víctor López, director del Programa de Estudiantes Orientadores, al 787-764-0000, extensiones 2521 y 5627.<br><br>
El arte, la tradición, las manualidades, y el deseo de una juventud ansiosa por expresar sus talentos, ideas y esperanzas invadieron el vestíbulo del Centro Universitario.

Esta festividad, coordinada y auspiciada por el Programa de Estudiantes Orientadores, reunió a más de treinta estudiantes universitarios artesanos de este campus universitario quienes tuvieron la oportunidad no sólo de exponer sus creaciones, sino también de venderlas. Mucha de la artesanía que desfiló por las mesas de los jóvenes artistas se centró en la joyería, los trabajos basados en materiales naturales como el cuero, la madera, el bambú y el papel reciclado, objetos creados con barro, textiles, en especial ropa de bebé, obras de pintura, dulces típicos y hasta los conocidos "remedios caseros" elaborados con plantas medicinales y diferentes hierbas.

Para los artesanos que participaron del evento esta fue una oportunidad valiosa de desarrollo para el arte joven y para el talento, muchas veces escondido, que tiene nuestra Universidad.

Para Ángeles Carrión Valdoni, quien se dedica a la joyería y cuyo esposo trabaja arte en acuarela y computadora, participó por primera vez en el festival. Para ella el festival "fue una experiencia muy buena, uno se mantiene en contacto con el público, escuchas críticas, aprendes a respetarlas, explicas los trabajos. Fue una experiencia diferente y me encantó. Ahora pienso ir a Fomento a hacer todos los trámites necesarios porque esto me gustó mucho".

Lourdes Arroyo, por su parte, lleva alrededor de seis años trabajando con piedras preciosas, "gems", metales y productos relacionados con la joyería. Para Arroyo, quien es estudiante de segundo año en Educación Comercial, "es la primera vez que participo en una feria de artesanía. La experiencia es buena porque te das a conocer y puedes vender tus cosas". "La artesanía es para mí una forma de expresarme, de llevar hacia adelante nuestras raíces, ya que se está perdiendo este tipo de cultura", añadió Arroyo.

Brian Hoffman, artesano desde hace cuatro años, ha tenido la oportunidad de trabajar con una amplia variedad de materiales, como higüeras, carteras, joyería confeccionadas con plumas y alambres y coral , entre otros.

Para Hoffman, estudiante de tercer año en Artes Plásticas, " el festival es una oportunidad bien chévere de llegar al público. Me encantó que la Universidad hiciera esto porque aquí hay gente con mucho talento, con mucho arte y no hay dónde exponerlo. Estas oportunidades hacen falta porque esto representa un sustento para muchos universitarios, un incentivo para que echen hacia delante". Aunque para muchos la artesanía es reproducir un objeto para la venta, para Brian "todo es arte. A cada pieza que yo trabajo le pongo el empeño artístico, por lo que la artesanía es otra forma de expresar el arte para mí".

A través de este tipo de eventos, el Recinto de Río Piedras reafirma no sólo su compromiso con el desarrollo académico y el servicio a nuestros estudiantes, sino su compromiso con la juventud, con el arte, con la tradición y con Puerto Rico.

Para más información sobre este festival, puede comunicarse con el profesor Víctor López, director del Programa de Estudiantes Orientadores, al 787-764-0000, extensiones 2521 y 5627.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.