text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En boga las apuestas en Internet

      
Este nuevo mercado está constituido según algunos analistas por los afluentes oficinistas que gastan crecientes cantidades de su dinero y tiempo en su afán de tentar su suerte en la Red.<br><br>Sin embargo, otros expertos como Graham Sharp, director de relaciones públicas de la correduría de apuestas William Hills, piensan que los estereotipos y promedios siempre son engañosos. "Sólo porque cierta gente apuesta en la Internet no significa que es la única forma en la que apuestan. La gente adinerada siempre ha apostado de cualquier manera y haya las maneras de hacerlo". <br><br>"Sin dudas, la Internet ha facilitado el colocar la primera apuesta para todos". Los sitios online van en aumento gracias a una nueva ola de apostadores familiarizados con las computadoras, que poseen tarjetas de crédito y un apetito voraz por tentar a la suerte en una serie de deportes. Se puede decir que la apuesta online creó un nuevo mercado y convirtió la apuesta en una pasatiempo mucho más aprovechable para aquellas personas que no les gusta ir a las casas de apuestas", dijo a Reuters el analista Andrew Lee, de la firma Dresdner Kleinwort Wasserstein.<br><br>De este nuevo mercado se han beneficiado compañías de apuestas por Internet como Sportingbet y Betfair.com quienes han visto incrementar sustancialmente su base de clientes en el último año.<br><br>Sportingbet registró un 19 por ciento de aumento de clientes, alcanzando los 30.915 usuarios el pasado trimestre, mientras que el número de apuestas deportivas se incrementó en un millón con respecto al mismo período en el 2002. "El pasado año hacíamos una décima parte" (de las apuestas), dijo Mark Davies, director de comunicaciones de Betfair.com.<br><br>Según estudios realizados por David Forrest, un economista de la Universidad de Salford de Inglaterra, "en el 2001, el 72 por ciento de los británicos había jugado en el año anterior, y un 50 por ciento lo había hecho en la semana previa".<br><br>Otro factor que popularizan las apuestas por Internet, es que se pueden encontrar otros tipos de juegos. En las apuestas más populares que existen actualmente en línea, los jugadores apuestan a variaciones de resultados estimados. Por ejemplo, una compañía de apuestas estima que el equipo de cricket de Australia anotará 250 carreras en una entrada. Un jugador coloca su apuesta de 10 libras esterlinas por carrera. <br><br>Por cada carrera que ante Australia por encima de 250, el jugador gana 10 libras y por cada carrera que no logre para llegar a 250, el jugador pierde. Las ganancias, y las pérdidas, pueden ser enormes.<br><br>Según el informe anual de la oficina de Aduanas e Impuestos del 2001-2002, los jugadores británicos gastaron más de 9.100 millones de libras esterlinas (unos 14.400 millones de dólares), apostando a través de la Internet, los corredores de apuestas o el teléfono.<br><br>
Este nuevo mercado está constituido según algunos analistas por los afluentes oficinistas que gastan crecientes cantidades de su dinero y tiempo en su afán de tentar su suerte en la Red.

Sin embargo, otros expertos como Graham Sharp, director de relaciones públicas de la correduría de apuestas William Hills, piensan que los estereotipos y promedios siempre son engañosos. "Sólo porque cierta gente apuesta en la Internet no significa que es la única forma en la que apuestan. La gente adinerada siempre ha apostado de cualquier manera y haya las maneras de hacerlo".

"Sin dudas, la Internet ha facilitado el colocar la primera apuesta para todos". Los sitios online van en aumento gracias a una nueva ola de apostadores familiarizados con las computadoras, que poseen tarjetas de crédito y un apetito voraz por tentar a la suerte en una serie de deportes. Se puede decir que la apuesta online creó un nuevo mercado y convirtió la apuesta en una pasatiempo mucho más aprovechable para aquellas personas que no les gusta ir a las casas de apuestas", dijo a Reuters el analista Andrew Lee, de la firma Dresdner Kleinwort Wasserstein.

De este nuevo mercado se han beneficiado compañías de apuestas por Internet como Sportingbet y Betfair.com quienes han visto incrementar sustancialmente su base de clientes en el último año.

Sportingbet registró un 19 por ciento de aumento de clientes, alcanzando los 30.915 usuarios el pasado trimestre, mientras que el número de apuestas deportivas se incrementó en un millón con respecto al mismo período en el 2002. "El pasado año hacíamos una décima parte" (de las apuestas), dijo Mark Davies, director de comunicaciones de Betfair.com.

Según estudios realizados por David Forrest, un economista de la Universidad de Salford de Inglaterra, "en el 2001, el 72 por ciento de los británicos había jugado en el año anterior, y un 50 por ciento lo había hecho en la semana previa".

Otro factor que popularizan las apuestas por Internet, es que se pueden encontrar otros tipos de juegos. En las apuestas más populares que existen actualmente en línea, los jugadores apuestan a variaciones de resultados estimados. Por ejemplo, una compañía de apuestas estima que el equipo de cricket de Australia anotará 250 carreras en una entrada. Un jugador coloca su apuesta de 10 libras esterlinas por carrera.

Por cada carrera que ante Australia por encima de 250, el jugador gana 10 libras y por cada carrera que no logre para llegar a 250, el jugador pierde. Las ganancias, y las pérdidas, pueden ser enormes.

Según el informe anual de la oficina de Aduanas e Impuestos del 2001-2002, los jugadores británicos gastaron más de 9.100 millones de libras esterlinas (unos 14.400 millones de dólares), apostando a través de la Internet, los corredores de apuestas o el teléfono.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.