text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Mil cruces para denunciar injusticias de la pena de muerte

      
La Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico (CDC) y la Coalición Puertorriqueña Contra la Pena de Muerte se han unido a una iniciativa, a nivel mundial, para conmemorar la ejecución número mil, en los Estados Unidos, desde que se levantó la moratoria de pena de muerte en 1976.

A través de la actividad, se denunciarán las injusticias de la pena capital y el ciclo de violencia que su imposición significa. Asimismo, se aspira a dar un paso hacia una cultura de paz, indicó Osvaldo Burgos Pérez, director ejecutivo de la Comisión de Derechos Civiles.

"Este gran número de ejecuciones requiere gran reflexión de nuestra parte. Al día de hoy en los Estados Unidos se han ejecutado 997 personas desde que se levantó la moratoria de pena de muerte en el 1976 en virtud de la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso de Gregg v. Georgia. La ejecución número 1,000 está pautada para el 1 de diciembre de 2005. En vista de ello, el domingo 27 de noviembre, estaremos instalando 999 cruces blancas a lo largo de toda la Avenida Ponce de León desde la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras hasta la Isleta de San Juan, siguiendo por el lado norte del Capitolio hasta el Viejo San Juan y regresando por el lado sur del Capitolio, luego tomando la Avenida Fernández Juncos en Miramar, hasta llegar al lugar donde eventualmente colocaremos la cruz número mil", explicó Burgos.

"Esta última cruz número mil será colocada el día en que se lleve a cabo la ejecución número mil y esa tarde habrá una vigilia silenciosa para conmemorar este suceso tan estremecedor," agregó.

"Reconocemos que la pena de muerte, aparte de ser arbitraria, caprichosa, racista, ineficiente y altamente discriminatoria lleva consigo un elemento de violencia que estamos llamados a detener. Con esta manifestación nos estaremos uniendo a actividades que se estarán llevando a cabo a través de todos los Estados Unidos y en otras ciudades del mundo para dar un paso hacia una cultura de paz," señaló Burgos Pérez.

Agregó que cada cruz llevará escrito el nombre de cada ejecutado y un paño negro con un nudo en el medio. Explicó que el paño negro significa el luto de las familias de los ejecutados y el de las familias de las víctimas de delito.

"El nudo en el medio simboliza el dolor que hay detrás de este ciclo de violencia. Es ese nudo el que debemos romper todos los que luchamos por la paz y la erradicación de la violencia en cualesquiera de sus manifestaciones", apuntó el líder de la CDC.

"Necesitamos gente dispuesta a cooperar con los distintos trabajos relacionados con la instalación de estas cruces", solicitó el abogado.

Los interesados en trabajar en la actividad, pueden comunicarse al 787.764.8686 o al correo electrónico oburgos@cdc.gobierno.pr.

Habrá una reunión para discutir la logística del evento el miércoles, 23 de noviembre, a las 6:00 de la tarde, en las oficinas de la Comisión de Derechos Civiles.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.