text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Puerto Rico espera ansioso la llegada de 'Los Reyes'

      
Con la "llegada de los tres Santos Reyes", Puerto Rico celebra una de las más importantes fechas para nuestra cultura, tan arraigada a los valores cristianos y a las costumbres y tradiciones que esos valores encierra. <br><br>Y es precisamente en esos valores que se cimenta esta especial celebración. En nuestra cultura, y en las que también se practica el cristianismo, el Día de Reyes, al igual que el Día de Navidad, se ofrecen regalos a los niños, en nombre de estos personajes, quienes también, según la Biblia y documentos históricos, llevaron obsequios al recién nacido Jesús. <br><br>De este modo, la cultura cristiana imita ese gesto, al regalar presentes a los niños que pertenecen a su familia, amigos y otros familiares.<br><br><b/>Rescatando la historia</b><br><br>San Mateo en su evangelio (capítulo 2, versículo 1 al 12) narra cómo unos Magos, guiados por una estrella luminosa, "llegaron a Belén para adorar y ofrecer sus místicos dones al recién nacido Mesías, burlando al infanticida más temido y famoso de la historia, Herodes", de ahí el origen de esta tradición.<br><br>Existen interpretaciones que dicen que los Reyes Magos pudieron haber sido astrólogos babilonios o sacerdotes persas, cultivadores de las ciencias -particularmente la astronomía- desde un punto de vista teológico.<br><br>San Mateo no cita el lugar o país de procedencia, aunque todo apunta a Babilonia o Persia. Babilonia era un gran centro astrológico, donde al igual que Persia, los magos eran una casta con mucha influencia. Lo más probable es que llegasen a Jerusalén dos meses después de que naciera Jesús.<br><br>En cuanto al número de magos, se acepta el de tres, teniendo en cuenta el número de presentes ofrecidos. Según la tradición occidental, los tres nombres con los que se relaciona a estos personajes de la historia bíblica son Melchor, Gaspar y Baltasar, que no son los nombres primitivos u originales de los Magos, ya que se desconocen.<br><br>La representación de uno de los Reyes Magos como hombre de raza negra, no comenzó hasta el siglo XIV, cuando el monje benedictino, Beda, doctor de la Iglesia, los describió como "Melchor, anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color; Gaspar, más joven y rubio; Baltasar, negro". Beda los consideró representantes de Europa, Asia y áfrica, para así acentuar la soberanía universal de Cristo sobre todas las razas y países. <br><br>Los nombres son distintos en diversas lenguas. Su destino, tras la adoración, fue incierto. San Mateo sólo dice que regresaron a su país por otro camino para burlar a Herodes.<br><br>Sus supuestas reliquias fueron transportadas de Milán a Colonia en el siglo XII, donde aún hoy, son veneradas en un relicario bizantino de la catedral de la ciudad alemana. <br><br>Asimismo, otro de los enigmas de los Reyes Magos más estudiados es la naturaleza de la estrella brillante que les condujo hasta el pesebre de Jesús, el cual para muchos autores no fue sino un cometa o meteoro luminoso.<br><br>En la biblioteca de la Universidad de Salamanca existe un curioso códice del siglo 15, titulado Historia de los Reyes Magos. Plagado de citas del Antiguo Testamento, el códice relata su trayectoria durante y después de la adoración, mientras destaca el episodio de las tentaciones que sufrieron los tres Reyes a cargo de Satanás. <br><br><b/>Fuente: ociototal.com</b><br><br>
Con la "llegada de los tres Santos Reyes", Puerto Rico celebra una de las más importantes fechas para nuestra cultura, tan arraigada a los valores cristianos y a las costumbres y tradiciones que esos valores encierra.

Y es precisamente en esos valores que se cimenta esta especial celebración. En nuestra cultura, y en las que también se practica el cristianismo, el Día de Reyes, al igual que el Día de Navidad, se ofrecen regalos a los niños, en nombre de estos personajes, quienes también, según la Biblia y documentos históricos, llevaron obsequios al recién nacido Jesús.

De este modo, la cultura cristiana imita ese gesto, al regalar presentes a los niños que pertenecen a su familia, amigos y otros familiares.

Rescatando la historia

San Mateo en su evangelio (capítulo 2, versículo 1 al 12) narra cómo unos Magos, guiados por una estrella luminosa, "llegaron a Belén para adorar y ofrecer sus místicos dones al recién nacido Mesías, burlando al infanticida más temido y famoso de la historia, Herodes", de ahí el origen de esta tradición.

Existen interpretaciones que dicen que los Reyes Magos pudieron haber sido astrólogos babilonios o sacerdotes persas, cultivadores de las ciencias -particularmente la astronomía- desde un punto de vista teológico.

San Mateo no cita el lugar o país de procedencia, aunque todo apunta a Babilonia o Persia. Babilonia era un gran centro astrológico, donde al igual que Persia, los magos eran una casta con mucha influencia. Lo más probable es que llegasen a Jerusalén dos meses después de que naciera Jesús.

En cuanto al número de magos, se acepta el de tres, teniendo en cuenta el número de presentes ofrecidos. Según la tradición occidental, los tres nombres con los que se relaciona a estos personajes de la historia bíblica son Melchor, Gaspar y Baltasar, que no son los nombres primitivos u originales de los Magos, ya que se desconocen.

La representación de uno de los Reyes Magos como hombre de raza negra, no comenzó hasta el siglo XIV, cuando el monje benedictino, Beda, doctor de la Iglesia, los describió como "Melchor, anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color; Gaspar, más joven y rubio; Baltasar, negro". Beda los consideró representantes de Europa, Asia y áfrica, para así acentuar la soberanía universal de Cristo sobre todas las razas y países.

Los nombres son distintos en diversas lenguas. Su destino, tras la adoración, fue incierto. San Mateo sólo dice que regresaron a su país por otro camino para burlar a Herodes.

Sus supuestas reliquias fueron transportadas de Milán a Colonia en el siglo XII, donde aún hoy, son veneradas en un relicario bizantino de la catedral de la ciudad alemana.

Asimismo, otro de los enigmas de los Reyes Magos más estudiados es la naturaleza de la estrella brillante que les condujo hasta el pesebre de Jesús, el cual para muchos autores no fue sino un cometa o meteoro luminoso.

En la biblioteca de la Universidad de Salamanca existe un curioso códice del siglo 15, titulado Historia de los Reyes Magos. Plagado de citas del Antiguo Testamento, el códice relata su trayectoria durante y después de la adoración, mientras destaca el episodio de las tentaciones que sufrieron los tres Reyes a cargo de Satanás.

Fuente: ociototal.com

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.