text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cinco plazos de prórroga para estudiantes de UPR

      
Así lo informó ayer el doctor Pedro Sandín, vicepresidente asociado de Asuntos Estudiantiles de la <b><a href=https://www.upr.edu/home800.html class=blacklinks target=black>UPR</b></a>. "La extensión de la prórroga había sido una disposición temporera para aliviar los efectos inmediatos del alza, pero en la Institución hemos entendido que es una medida que se puede institucionalizar sin mayores inconvenientes", afirmó Sandín. <br><br>Sandín indicó que cuando se aumentaron los plazos de la prórroga, al inicio del semestre pasado, el 33.3 por ciento de los estudiantes sub-graduados se acogió a la misma. Durante el semestre corriente, 31 por ciento hizo lo mismo. <br><br>Agregó que la institución estima que, al finalizar el año académico en curso, el 61 por ciento de los estudiantes sub-graduados se habrá beneficiado con la Beca Pell, porcentaje que sería equivalente al del año académico anterior. <br><br>El anuncio fue hecho luego que estudiantes del Consejo General de Estudiantes, del <b><a href=https://www.uprrp.edu class=blacklinks target=black>Recinto de Río Piedras</b></a> reclamaran la institucionalización de la prórroga en cinco plazos de pago. Como parte del reclamo, los estudiantes exigieron, además que se les informara cómo se ha empleado el dinero recaudado con el alza en la matrícula.<br><br>De este modo, la institución señaló que gran parte del dinero recaudado, por concepto del alza en la matrícula, ha sido reinvertido en la adquisición de equipos y programas, en la actualización de la red de telecomunicaciones, los procesos de autoevaluación para fines de acreditación, gastos operacionales y amoblado de nuevos edificios, así como asistencia económica a estudiantes graduados. <br><br>Por otro lado, con los 25 dólares que ahora se cobran por concepto de cuota de tecnología, cada recinto ha podido hacer inversiones, según sus necesidades.<br><br>El Recinto de Río Piedras, por ejemplo, recaudó $1,062,257, que sirvieron para actualizar los equipos, el cableado y la programación en todas las facultades; mejorar las conexiones a la red de servicios a los estudiantes; remodelar los salones con capacidad AV y crear nuevos terminales para los procesos de matrícula.<br><br>En general, las recaudaciones en los diversos recintos sirvieron para actualizar equipos y sistemas audiovisuales, remodelar salones con capacidad AV, instalar sistemas inalámbricos y salones inteligentes y aumentar y mejorar la capacidad de las conexiones a las redes de información. <br><br>"Estamos sumamente satisfechos con los frutos que toda la comunidad universitaria está obteniendo con este aumento", manifestó Sandín.<br><br>"Esto es un signo más de que, con pequeños ajustes, la Universidad puede encaminarse hacia su pleno desarrollo en este inicio del siglo 21", conclyó.<br><br>
Así lo informó ayer el doctor Pedro Sandín, vicepresidente asociado de Asuntos Estudiantiles de la UPR. "La extensión de la prórroga había sido una disposición temporera para aliviar los efectos inmediatos del alza, pero en la Institución hemos entendido que es una medida que se puede institucionalizar sin mayores inconvenientes", afirmó Sandín.

Sandín indicó que cuando se aumentaron los plazos de la prórroga, al inicio del semestre pasado, el 33.3 por ciento de los estudiantes sub-graduados se acogió a la misma. Durante el semestre corriente, 31 por ciento hizo lo mismo.

Agregó que la institución estima que, al finalizar el año académico en curso, el 61 por ciento de los estudiantes sub-graduados se habrá beneficiado con la Beca Pell, porcentaje que sería equivalente al del año académico anterior.

El anuncio fue hecho luego que estudiantes del Consejo General de Estudiantes, del Recinto de Río Piedras reclamaran la institucionalización de la prórroga en cinco plazos de pago. Como parte del reclamo, los estudiantes exigieron, además que se les informara cómo se ha empleado el dinero recaudado con el alza en la matrícula.

De este modo, la institución señaló que gran parte del dinero recaudado, por concepto del alza en la matrícula, ha sido reinvertido en la adquisición de equipos y programas, en la actualización de la red de telecomunicaciones, los procesos de autoevaluación para fines de acreditación, gastos operacionales y amoblado de nuevos edificios, así como asistencia económica a estudiantes graduados.

Por otro lado, con los 25 dólares que ahora se cobran por concepto de cuota de tecnología, cada recinto ha podido hacer inversiones, según sus necesidades.

El Recinto de Río Piedras, por ejemplo, recaudó $1,062,257, que sirvieron para actualizar los equipos, el cableado y la programación en todas las facultades; mejorar las conexiones a la red de servicios a los estudiantes; remodelar los salones con capacidad AV y crear nuevos terminales para los procesos de matrícula.

En general, las recaudaciones en los diversos recintos sirvieron para actualizar equipos y sistemas audiovisuales, remodelar salones con capacidad AV, instalar sistemas inalámbricos y salones inteligentes y aumentar y mejorar la capacidad de las conexiones a las redes de información.

"Estamos sumamente satisfechos con los frutos que toda la comunidad universitaria está obteniendo con este aumento", manifestó Sandín.

"Esto es un signo más de que, con pequeños ajustes, la Universidad puede encaminarse hacia su pleno desarrollo en este inicio del siglo 21", conclyó.

  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.