text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Vulnerables los universitarios al robo de identidad

      
<b/>Brenda I. Peña López<br>Redacción Universia Puerto Rico</b><br><br>Nombre, número de seguro social, fecha de nacimiento, dirección física y postal, números de teléfono y de licencia de conducir... ¿Cuántas veces se ofrecen estos datos a un desconocido en un trámite oficial? Con frecuencia. <br><br>Pero al ofrecer esta información, ¿cuánta es la precaución que se tiene para evitar que la misma caiga en manos equivocadas? Mínima.<br><br>Si esta es tu respuesta, en este momento pudieras estar siendo objeto de robo o fraude de identidad. De acuerdo con Javier Morales, consultor de Morales & Asociados para el Center for Financial Training (CFT) de Puerto Rico, "ninguno de nosotros está exento de ser víctima de esta clase de delito. Es tan sencillo como que alguien, de manera ilegal, obtiene y usa la información de un individuo para cometer fraude de engaño con el objetivo de obtener un lucro económico. Cualquiera puede ser el estafador y cualquiera puede ser víctima del robo de identidad". <br><br>En ese sentido, detalló, los miembros de la comunidad universitaria, están expuestos en mayor medida, porque procesos oficiales como el de matrícula, por ejemplo, así lo facilitan. "Qué vemos en las filas de matrícula, estudiantes, con sus matrículas en las manos, a la vista de la persona que está detrás de ellos... Quien no ha tenido que ofrecer en voz alta, su número de estudiante, seguro social y nombre, en la oficina de recaudaciones o del registrador. Esas son maneras muy frecuentes de obtener información para los ladrones de identidad", apuntó el experto. <br><br>Otra información como datos personales de los familiares o sobre finanzas y economías del individuo, según Morales, son también utilizados con frecuencia para el robo de identidad. Esta información, indicó, puede ser obtenida mediante el robo de correspondencia o la cartera, escuchando conversaciones que se tiene en público, hurto de información relacionada con solicitudes de préstamos o crédito, formularios de información para hospitales o médicos, el banco, la escuela o algún negocio. Agregó que, igualmente, pueden obtener información de computadoras, particularmente, las que no tiene "firewalls", entre otras.<br><br>Morales explicó que los ladrones de identidad utilizan esta información para "hacerse pasar por la víctima; llaman por ejemplo a la empresa emisora de una tarjeta de crédito suya y solicitan cambio de dirección postal. Efectúan gastos con la tarjeta de crédito de la víctima; las facturas se envían a la nueva dirección, pasando algún tiempo antes de que la víctima pueda darse cuenta de que existe un problema". <br><br>Añadió que, asimismo, contratan servicios telefónicos o de celulares o abren cuentas bancarias a nombre del afectado y emiten cheques sin fondos sobre esa cuenta. Entre otras acciones, se declaran en quiebra bajo el nombre de su víctima para evadir el pago de deudas y compran carros con préstamos a nombre del perjudicado. "Si los arrestan se identifican con el nombre de la víctima. Si los liberan y no se presentan a la citación de la corte, se expide entonces una orden de arresto, a nombre de la persona a la cual se le robó la identidad", amplió.<br><br>De este modo, señaló que la mejor manera de evitar ser blanco de fraude de identidad es "mantenerse siempre alerta". No obstante, en caso de descubrir que ha sido afectado, recomendó, debe colocarse una alerta en su informe de crédito, en agencias como Equfax, Experian o Trans Union. Asimismo, sugirió, el perjudicado debe cerrar todas aquellas cuentas que sepa o crea que han sido falsificadas o abiertas de manera fraudulenta; si sus cheques fueron robados, debe cerrar su cuenta bancaria y notificar del incidente a su cooperativa o banco; debe, igualmente, presentar una denuncia o informe en el cuartel de la policía que tenga jurisdicción en el lugar donde ocurrió el robo de identidad; y presentar una denuncia ante el Federal Trade Commission (FTC), agencia federal encargada de orientar a los consumidores sobre maneras de prevención de prácticas comerciales engañosas.<br><br>Las expresiones de Morales se dieron en el marco de actividades del evento Puerto Rico Actúa, celebrado en días recientes con el propósito de educar a los participantes sobre la administración efectiva de las finanzas personales.<br><br><b/>Robo de identidad: maneras de minimizar el riesgo:</b><br><br>*Solicitar, una vez al año, un informe de crédito.<br><br>*Nunca llevar la tarjeta de seguro social en la cartera.<br><br>*Manejar celosamente y con prudencia su información personal.<br><br>*Brindar número de seguro social, sólo cuando sea extrictamente necesario.<br><br>*Cerrar toda tarjeta de crédito o cuentas bancarias que no use.<br><br>*No dar información personal por teléfono, a menos que usted haya iniciado la llamada.<br><br>*Depositar correspondencia que vaya a enviara en buzones de servicio, en lugar de su buzón personal.<br><br>*No dejar correspondencia que hay recibido, en su buzón personal. <br><br>*Estar pendiente a periodos de facturación para facturas que no han llegado.<br><br>*Minimizar la cantidad de tarjetas que lleva consigo.<br><br>*Mantener los números de sus tarjetas de crédito y débito en un lugar seguro.<br><br>*Guardar copia de todas las tarjetas de crédito (frente y reverso) en un lugar seguro en la casa, junto con información sobre cómo comunicarse con sus compañías de tarjetas de crédito, en caso de una pérdida o robo.
Brenda I. Peña López
Redacción Universia Puerto Rico


Nombre, número de seguro social, fecha de nacimiento, dirección física y postal, números de teléfono y de licencia de conducir... ¿Cuántas veces se ofrecen estos datos a un desconocido en un trámite oficial? Con frecuencia.

Pero al ofrecer esta información, ¿cuánta es la precaución que se tiene para evitar que la misma caiga en manos equivocadas? Mínima.

Si esta es tu respuesta, en este momento pudieras estar siendo objeto de robo o fraude de identidad. De acuerdo con Javier Morales, consultor de Morales & Asociados para el Center for Financial Training (CFT) de Puerto Rico, "ninguno de nosotros está exento de ser víctima de esta clase de delito. Es tan sencillo como que alguien, de manera ilegal, obtiene y usa la información de un individuo para cometer fraude de engaño con el objetivo de obtener un lucro económico. Cualquiera puede ser el estafador y cualquiera puede ser víctima del robo de identidad".

En ese sentido, detalló, los miembros de la comunidad universitaria, están expuestos en mayor medida, porque procesos oficiales como el de matrícula, por ejemplo, así lo facilitan. "Qué vemos en las filas de matrícula, estudiantes, con sus matrículas en las manos, a la vista de la persona que está detrás de ellos... Quien no ha tenido que ofrecer en voz alta, su número de estudiante, seguro social y nombre, en la oficina de recaudaciones o del registrador. Esas son maneras muy frecuentes de obtener información para los ladrones de identidad", apuntó el experto.

Otra información como datos personales de los familiares o sobre finanzas y economías del individuo, según Morales, son también utilizados con frecuencia para el robo de identidad. Esta información, indicó, puede ser obtenida mediante el robo de correspondencia o la cartera, escuchando conversaciones que se tiene en público, hurto de información relacionada con solicitudes de préstamos o crédito, formularios de información para hospitales o médicos, el banco, la escuela o algún negocio. Agregó que, igualmente, pueden obtener información de computadoras, particularmente, las que no tiene "firewalls", entre otras.

Morales explicó que los ladrones de identidad utilizan esta información para "hacerse pasar por la víctima; llaman por ejemplo a la empresa emisora de una tarjeta de crédito suya y solicitan cambio de dirección postal. Efectúan gastos con la tarjeta de crédito de la víctima; las facturas se envían a la nueva dirección, pasando algún tiempo antes de que la víctima pueda darse cuenta de que existe un problema".

Añadió que, asimismo, contratan servicios telefónicos o de celulares o abren cuentas bancarias a nombre del afectado y emiten cheques sin fondos sobre esa cuenta. Entre otras acciones, se declaran en quiebra bajo el nombre de su víctima para evadir el pago de deudas y compran carros con préstamos a nombre del perjudicado. "Si los arrestan se identifican con el nombre de la víctima. Si los liberan y no se presentan a la citación de la corte, se expide entonces una orden de arresto, a nombre de la persona a la cual se le robó la identidad", amplió.

De este modo, señaló que la mejor manera de evitar ser blanco de fraude de identidad es "mantenerse siempre alerta". No obstante, en caso de descubrir que ha sido afectado, recomendó, debe colocarse una alerta en su informe de crédito, en agencias como Equfax, Experian o Trans Union. Asimismo, sugirió, el perjudicado debe cerrar todas aquellas cuentas que sepa o crea que han sido falsificadas o abiertas de manera fraudulenta; si sus cheques fueron robados, debe cerrar su cuenta bancaria y notificar del incidente a su cooperativa o banco; debe, igualmente, presentar una denuncia o informe en el cuartel de la policía que tenga jurisdicción en el lugar donde ocurrió el robo de identidad; y presentar una denuncia ante el Federal Trade Commission (FTC), agencia federal encargada de orientar a los consumidores sobre maneras de prevención de prácticas comerciales engañosas.

Las expresiones de Morales se dieron en el marco de actividades del evento Puerto Rico Actúa, celebrado en días recientes con el propósito de educar a los participantes sobre la administración efectiva de las finanzas personales.

Robo de identidad: maneras de minimizar el riesgo:

*Solicitar, una vez al año, un informe de crédito.

*Nunca llevar la tarjeta de seguro social en la cartera.

*Manejar celosamente y con prudencia su información personal.

*Brindar número de seguro social, sólo cuando sea extrictamente necesario.

*Cerrar toda tarjeta de crédito o cuentas bancarias que no use.

*No dar información personal por teléfono, a menos que usted haya iniciado la llamada.

*Depositar correspondencia que vaya a enviara en buzones de servicio, en lugar de su buzón personal.

*No dejar correspondencia que hay recibido, en su buzón personal.

*Estar pendiente a periodos de facturación para facturas que no han llegado.

*Minimizar la cantidad de tarjetas que lleva consigo.

*Mantener los números de sus tarjetas de crédito y débito en un lugar seguro.

*Guardar copia de todas las tarjetas de crédito (frente y reverso) en un lugar seguro en la casa, junto con información sobre cómo comunicarse con sus compañías de tarjetas de crédito, en caso de una pérdida o robo.
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.