text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cría colegial en la tierra de Tarzán

      
Todos, hasta la presidenta del Comité para la Celebración del Centenario, Rocío Zapata, no perdieron la oportunidad de retratarse con la remozada escultura de Tarzán; Imagen: Carlos Díaz/ Prensa RUM
Todos, hasta la presidenta del Comité para la Celebración del Centenario, Rocío Zapata, no perdieron la oportunidad de retratarse con la remozada escultura de Tarzán; Imagen: Carlos Díaz/ Prensa RUM
La actividad, que llevó a cabo el Comité para la Celebración del Centenario del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico, se convirtió en la excusa perfecta para que los entusiasmados dueños presumieran de sus queridas mascotas en el primer evento de esta índole que se realiza en el oeste.

Ataviados con sus mejores galas y de la mano de sus orgullosos amos, los canes arribaron a la tierra de Tarzán X, anfitrión de la actividad, quien con la humildad y la nobleza que lo caracteriza, recibió a sus invitados al simpático evento, que precisamente se destacó por tratarse de un homenaje a la querida y, ¿por qué no?, venerada mascota colegial.

Así lo explicó a Prensa RUM, Rocío Zapata Medina, presidenta del Comité para la Celebración del Centenario, quien auguró además que se realizarían otras Crías Colegiales en los próximos años.

"Tarzán es lo que nos representa, alguien ve el perrito y sabe que estamos hablando del Colegio de Mayagüez, así que no se podía quedar atrás. Lo que hicimos fue invitar a toda la comunidad canina del área oeste para que viniera a celebrar, junto con el perro mayor, el Centenario", sostuvo la Presidenta del Comité.

Tarzán X
estuvo acompañado por su heredero Tarzán XI, producto de su unión con Reina Valentina, quien también dijo presente durante la actividad. Los tres canes, al igual que sus invitados, fueron bendecidos por el padre Edwin Lugo en una singular ceremonia en la que el sacerdote católico aprovechó para exaltar las bondades de "estos seres especiales", como calificó a las mascotas.

Otra de las sorpresas del día fue la presencia del Tarzán de papel maché y alambre, que estrenó su nuevo y remozado look durante Cría Colegial para el deleite de los más chicos, quienes aprovecharon la oportunidad para fotografiarse con la colosal e histórica escultura, símbolo y testigo silente de la gesta académica y deportiva colegial.

De igual modo, la actividad fue el escenario ideal para que se efectuaran competencias entre los animales, así como orientaciones, exhibiciones y charlas educativas para sus dueños, entre otras atracciones. Los perritos además contaron con varios oasis para refrescarlos del calor diurno y servicio de grooming para embellecerlos. Asimismo, fueron protagonistas de un desfile en el que mostraron todos sus encantos en una improvisada pasarela en suelo colegial, tras la participación de una batucada.

Tal cantidad y variedad de ofrecimientos en Cría Colegial le ganó el elogio de los asistentes como fue el caso de Omar Pérez Torres, dueño de Titán, un american pitbull terrier.

"Súper buena, están dando mucha información, le están dando mucho cariño a los perros, le dan cuido, le dan agua; de verdad que está súper buena", afirmó el joven.

Así también se expresó la animadora y cantante Sonya Cortés, quien llegó acompañada de Anastassia, Nicolás Desiderio y Cristal, tres de los varios canes que posee.

"Fui invitada a un evento que llena mi corazón de alegría, además de que se hace por la celebración del aniversario de un lugar tan espectacular como el RUM", apuntó la artista con su característica simpatía. La animadora aprovechó la ocasión para obsequiar a su amigo y asistente Desi Soto Quiñones, empleado de la sección de Limpieza del Recinto, con la perrita que responde al nombre de Sonya Sofía Soto Quiñones Cortés de Varela.

"Son los apellidos míos, del esposo de Sonya y los de ella", explicó jubiloso el recién estrenado dueño de la mascota, quien se sumó a los complacidos asistentes de la actividad.

Cría Colegial fue producto del esfuerzo y la iniciativa de los miembros del Comité del Centenario junto con otros empleados colegiales, capitaneados por Jacqueline Orsini, del Departamento de Ingeniería Industrial, con la misión de recaudar fondos para la celebración del primer siglo de vida del Recinto, según sostuvo Denise Corales, de la Oficina de Investigación Institucional y Planificación y parte del grupo organizador del evento.

La actividad, además tuvo el propósito de recolectar artículos como toallas, sábanas, juguetes y alimentos, entre otros, para el Santuario de Animales San Francisco de Asís, organización sin fines de lucro localizada en el pueblo de Cabo Rojo, que le proporciona refugio, comida y atención médica a perros y a gatos abandonados.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.