text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Indeleble huella de Tarzán X

      
Su paso por las pistas de las Justas de la LAI era esperado por todos al desfilar siempre con las figuras de peluche de las mascotas de las otras universidades en la boca; Imagen: suministrada
Su paso por las pistas de las Justas de la LAI era esperado por todos al desfilar siempre con las figuras de peluche de las mascotas de las otras universidades en la boca; Imagen: suministrada
Eso es lo que se pudo constatar de los comentarios publicados en la página de Facebook de la institución por cientos de colegiales, quienes lamentaron el deceso de la emblemática figura, la que junto al Pórtico Degetau y al edificio José de Diego conforman los símbolos que identifican la sangre verde de la mística colegial.

"(Estoy) de luto. Ese perrito me graduó dos veces", sostuvo Yaliz Loperena, quien añadió una carita triste a su comentario para exponer la tristeza que sentía por la noticia de la partida del can colegial.

Hardy Rodríguez coincidió con Yaliz al señalar: "¡Qué descanses en paz, mi querida mascota! Entramos juntos al Colegio en el 2001 y me acompañaste en mi graduación en el 2007. Gracias Tarzán X y disfruta tu merecido lugar en el cielo perruno".

Asimismo, Carlos Villalobos Rodríguez describió a Tarzán X como una grandiosa mascota y expresó lo mucho que disfrutaba observándola en las actividades del Colegio.

Por su parte, Enrique Rivera lo catalogó como un orgullo colegial al expresar las condolencias por el fallecimiento del querido sabueso.

Las notas de duelo las ofrecieron hasta los padres de los estudiantes del Recinto como fue el caso de Carmen Figueroa, quien sostuvo sentir "una pena tan grande", no sólo con la partida física de Tarzán, sino con la de su compañera Jane VIII, quien murió en el año 2008 tras procrear a Tarzán XI. También las condolencias llegaron hasta de lugares tan lejanos como Kandahar, Afganistán, por parte de Roberto Chevres, un egresado de la Clase de 1980 de Ingeniería Civil, quien expresó sus más sinceras condolencias por la pérdida.

Asimismo, los colegiales compartieron orgullosos en Facebook las fotos que se tomaron con Tarzán X, el siempre mimado por todos, en distintas actividades de su trayectoria por el Recinto.

Y es que, como muy bien precisó Sandra Torres Cáceres en esa misma red social, Tarzán X es la representación del valor, el liderazgo y la fuerza que caracteriza a todos los que de una u otra forma han pasado por el siempre recordado Colegio de Mayagüez, en especial, sus estudiantes y exalumnos.

El venerado bulldog hizo su entrada en el recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico en diciembre de 2003 procedente de una familia de perros campeones criados en el estado de Texas. La ocasión fue tan importante que hasta fue bautizado por el padre Edwin Lugo en una especial ceremonia que tuvo lugar ante decenas de entusiasmados colegiales en el Centro de estudiantes.

Su última aparición pública fue, precisamente, durante el evento más importante de la institución, la colación de grados que se escenificó el domingo, 26 de junio de 2011 y que en esa ocasión se revistió de una importancia histórica, ya que se efectuó en el año en el que el Recinto cumple su primer siglo de fundación. En ese momento y como de costumbre, Tarzán X desfiló de la mano de una de sus cuidadoras, Margarita Díaz, y acompañado de su primogénito, indiscutible heredero de su porte, su carisma y su cetro colegial.

De hecho, es con su hijo, Tarzán XI, que se asegura la dinastía de quien con gran dignidad, por los pasados ocho años, representara la estirpe de todos los colegiales. Es por eso, y como muy bien señaló Albas Robles en Facebook, "te vamos a recordar con mucho amor siempre".

¡Descansa en paz Tarzán X!

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.