text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Una década de compromiso con el RUM

      
Tres féminas fueron este año las merecedoras de la beca Rock Solid, empresa que por una década ha apoyado a los estudiantes colegiales; Imagen: Carlos Díaz / Prensa RUM
Tres féminas fueron este año las merecedoras de la beca Rock Solid, empresa que por una década ha apoyado a los estudiantes colegiales; Imagen: Carlos Díaz / Prensa RUM
Durante esta década, la empresa ha demostrado su compromiso genuino con el Colegio, al brindar a los alumnos seleccionados una dádiva anual y proveerles la oportunidad de trabajar por diez semanas en un internado de verano en la entidad.

Este año, las jóvenes que recibieron la aportación económica de $1,500 cada una, fueron las estudiantes Yanira Rivera, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras (INEL), así como Zuleyka Rivera y Amalia Ñeco, del Colegio de Administración de Empresas (ADEM).

La ceremonia se llevó a cabo en la Oficina del rector interino, doctor Jorge Rivera Santos. En la misma, el ingeniero Ángel L. Pérez, vicepresidente de Rock Solid Technologies destacó los lazos de colaboración que unen la empresa con el RUM.

"Yo soy colegial primero que nada, así que tengo un compromiso con la Universidad, con el Recinto, pero más importante que eso es la calidad de estudiantes que produce el Colegio. Hemos otorgado $100 mil en becas a 25 estudiantes. Y, a través de los años, el Colegio ha demostrado que produce excelentes estudiantes de Contabilidad y de Ingeniería en Computadoras, y qué mejor que haber probado y saber que funciona para repetirlo", aseguró.

Agregó que la intención de la compañía es desarrollar y mantener el capital humano, y aportar a la economía de la Isla. Asimismo, destacó las cualidades de los estudiantes colegiales y aseguró que el talento que encuentra en el Recinto es único en Puerto Rico.

Por su parte, el doctor Rivera Santos, destacó el orgullo y la relevancia de que empresas de renombre acudan a la Universidad a ofrecer importantes oportunidades de empleo a los estudiantes.

"Cuando los estudiantes llegan al Recinto son como diamantes sin pulir con un potencial muy grande. Aquí, le brindamos las herramientas, la educación y todo lo que necesitan para que puedan desarrollarse. Cuando salen de nuestro Recinto son diamantes con brillo propio y eso es lo que las industrias, no solamente en Puerto Rico, sino en el extranjero, en Estados Unidos, y en diferentes partes del mundo ven y reconocen de nuestros estudiantes. Son estudiantes talentosos, que no solamente adquieren una educación aquí en la Universidad, sino que tienen la capacidad de continuar desarrollándose en su intelecto y profesionalmente", apuntó.

De hecho, este año fueron tres chicas las que se sumaron al grupo de estudiantes que han sido becados por la compañía puertorriqueña, lo que -a juicio de Pérez- demuestra que las féminas continúan sobresaliendo en distintas ramas y que pueden competir de tú a tú no solo con los chicos del Colegio sino de otras partes del mundo.

Para Zuleyka, quien está próxima a completar su bachillerato con una concentración en Contabilidad y otra en Gerencia Industrial, haber trabajado en Rock Solid la ha ayudado a crecer tanto a nivel personal como profesional. Además, agradeció a la compañía la oportunidad que le han dado de continuar laborando a tiempo parcial.

"Fue una experiencia totalmente enriquecedora en la que pude poner en práctica todos los conocimientos y destrezas que he adquirido durante mis años de estudio. Exhorto a todos los jóvenes universitarios que aprovechen oportunidades como esta que no se dan todos los días", aseguró Zuleyka.

Mientras, a Yanira, quien tuvo la oportunidad de trabajar con los software developers, le llamó la atención el trato que le dieron como un empleado regular en la empresa. "De verdad fue una experiencia bien bonita. Los que trabajan en Rock Solid son ecelentes personas y me ayudaron mucho. Me voy bien contenta de la experiencia en la compañía".

Por su parte Amalia, dijo sentirse como en familia durante el tiempo que estuvo realizando el internado.

"Exhorto a todos los estudiantes de ADEM a tener esta experiencia, ya que es única. Es una forma de salir del salón de clases y poder aplicar lo que aprendes", expresó Amalia.

El apoyo a estas jóvenes se reflejó en el orgullo y la satisfacción que expresaron sus padres al ver a sus hijas cosechando grandes éxitos en su vida universitaria y quienes las acompañaron al momento de recibir la dádiva.

Tal es el caso de Jesús González, padre de Zuleyka, quien se siente orgulloso de que su retoño haya cumplido el sueño de trabajar en la compañía puertorriqueña. González aseguró que su hija siempre se ha destacado académicamente desde pequeña.

"Es una satisfacción tan grande para uno como padre. Gracias a Dios, en nivel universitario, nos ha llenado de mucho orgullo porque siempre está entregada a sus estudios y siempre ella quiere lograr lo mejor y estando en Rock Solid definitivamente ve cumplido uno de sus sueños, y eso es algo bonito", subrayó.

A René Ñeco, le llena de satisfacción que su hija Amalia, haya sido escogida para trabajar en la compañía, ya que ha podido ver el deseo de superación y el entusiasmo para alcanzar sus metas. "Me siento bien orgulloso, ella siempre ha tenido esa estrella que la alumbra, ella se esfuerza, se exige mucho, y esto yo sé que es un logro que ella siempre ha tenido presente".

Los estudiantes interesados en solicitar la beca deben cursar el cuarto año de estudios subgraduados a tiempo completo, tener un promedio de 3.00 o más y pertenecer a los programas de Ingeniería en Computadoras, Contabilidad, Sistemas de Información o Ciencias de Cómputos. Además, deberán someter cartas de recomendación, redactar un ensayo y pasar una entrevista, entre otros aspectos a considerarse.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.