text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

UPR en Mayagüez sobresale en empresarismo social

      
Fuente: Universia

El deseo por una sociedad más equitativa fue la motivación para la mayoría de los proyectos empresariales presentados por los equipos de la organización universitaria Enactus Puerto Rico en la octava competencia nacional.

 

Enactus es una organización multinacional que agrupa a universitarios en más de 30 países, con el objetivo de aplicar destrezas empresariales a problemas sociales y documentar los resultados.

 

Los jóvenes de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (UPRM), conocido como el RUM, se coronaron como los campeones de la copa nacional Enactus Puerto Rico, tras exponer el trabajo que han realizado durante el pasado año en términos de impacto social, económico y ambiental. Este equipo representará a Puerto Rico durante la Copa Mundial de Enactus, que este año se llevará a cabo en octubre en China.

 

En nuestra isla, Enactus, antes conocido como SIFE, lleva nueve años operando y, al presente, tiene 14 equipos activos. Estos han dedicado unas 90,000 horas de trabajo voluntario en 34 proyectos en la Isla y en otros países de la región.

 

La UPRM destacó su proyecto “One Step Ahead”, con el cual ayudaron a expandir una empresa social en Aguadilla que alberga y emplea a hombres sin hogar. La Tierra Prometida, Inc. ya tenía una finca con varios cultivos para la venta, y los universitarios le ayudaron a mejorarlo, además de establecer una operación de empaque. También, próximamente, comenzarán un cultivo acuapónico, en el que se combinan las cosechas con la crianza de peces. El impacto económico de este proyecto, se calculó en $865,000, ya que obtuvieron donativos de organizaciones para las nuevas operaciones, y ayudó a unas 750 personas de forma directa e indirecta. 

 

Los jóvenes de la UPRM también estuvieron dedicados durante el último año a ayudar en la creación de la empresa social Puerto Rico Industriales for the Blind, la cual surgió luego del cierre, a finales del 2013, de una empresa estadounidense que empleaba a personas ciegas.

 

Con la ayuda del equipo Enactus, la nueva compañía nativa diversificó su manufactura, antes dedicada a uniformes militares, para desarrollar la marca de uniformes variados “Proudly”, así como añadir otros productos de costura y un centro de llamadas. El impacto económico de este proyecto se calculó en $1.4 millones, y las personas beneficiadas en 450.

 

El equipo subcampeón fue el de la Universidad de Puerto Rico en Humacao (UPRH), el cual destacó su trabajo en comunidades en riesgo en los municipios de Yabucoa y Canóvanas para hacer análisis de sus respectivas necesidades y elaborar planes específicos que los atendieran. 

 

Esta iniciativa fue bien acogida por los gobiernos municipales, ya que la información recopilada también puede ser utilizada por las agencias públicas para identificar programas que se pueden implantar para mejorar el entorno de los residentes. En el caso de Martorell, en Yabucoa, identificaron un alto nivel de desempleo entre mujeres y adultos mayores, y la falta de una panadería, por lo que facilitaron talleres y ayudaron a crear un plan de negocios para que los mismos vecinos puedan abrir un local.

 

Mientras, en San Isidro, Canóvanas, ayudaron a formar una empresa de “handyman” con cinco jóvenes desertores escolares, y una microempresa artesanal que crea billeteras con materiales reusados. Entre todos sus proyectos, la UPRH generó actividad económica equivalente a $1.2 millones e impactó a casi 2,000 personas, además de crear 17 empleos.

 

El tercer lugar fue para la Universidad de Puerto Rico en Bayamón (UPRB), cuyo proyecto Eco-Libros ha evolucionado a lo largo de cuatro años de ser un mecanismo para facilitar la venta de libros usados entre estudiantes en una librería permanente con acuerdos para venta de libros nuevos a precios bajos.

 

En la ronda de semifinalistas también quedó la Universidad del Este, y su proyecto 1zapato.com para promover el intercambio y venta de zapatos entre personas que han perdido una de sus piernas y les sobra un zapato cuando compra un par.El portal está en proceso, y tienen proyectado sobre 1,700 usuarios en la primera fase, con ventas aproximadas de unos $44,000. Además del aspecto empresarial, la iniciativa pretende ser una red social para los participantes y, además, ayudar al ambiente evitando que los zapatos sobrantes acaben en la basura.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.